El ser humano es el centro de las Grandes Misiones para construir los valores socialistas

Caracas, 01 Jul. AVN.- Las Misiones y Grandes Misiones de la patria tienen como centro el ser humano, para construir los nuevos valores socialistas en el país. En ese sentido, la educación es la herramienta esencial para cultivar los valores de la paz en la familia, en las escuelas, y de esta manera promover la coexistencia pacífica en el país como principal forma de relación entre los ciudadanos, refirió este miércoles el presidente de la República, Nicolás Maduro.

“Debemos fundar un pueblo lleno de valores, los valores del amor, de la solidaridad”, manifestó el Presidente desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde lideró un encuentro con los egresados de la Misión Robinson I y II, programa social que en 12 años ha enseñado a leer y a escribir a un millón de venezolanos, consolidando un territorio libre de analfabetismo, logro reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) el 28 de octubre de 2005.

En cadena nacional de radio y televisión, Maduro explicó que “la gran obra de la Revolución es fundar a un pueblo en los valores del respeto, al vecino, a la comunidad; fundar al pueblo en una nueva ética. Para trascender el capitalismo y para seguir elevándonos cada vez más, tenemos como vía a la educación”.

Durante el acto, el jefe de Estado entregó los certificados a los graduandos y felicitó el impulso de cada uno de ellos por aprender a leer y escribir. Ellos, emocionados, mostraron su agradecimiento a la Misión Robinson, que llegó a ellos a través de las Bases de Misiones en sus comunidades.

Maduro expresó su alegría por tan significativo logro de la Revolución. “Qué alegría tenerlos en esta jornada maravillosa, de educación, de luz, de conocimiento, de vida (…) Sí se puede hacer patria y hay que hacerlo con educación, trabajo y sobre todo el amor”, manifestó.

Conquista del pueblo

La Misión Robinson ha contribuido a la universalización de la educación y, de esta manera, se ha convertido en una de las herramientas que ha permitido al Gobierno cumplir las metas del mileno en materia educativa, gracias a la efectividad del método “Yo sí puedo”, aplicado por el plan social, que se inició con el impulso de la cooperación Cuba-Venezuela.

Esta misión y todos los proyectos sociales de la Revolución Bolivariana nacieron después de derrotado el sabotaje petrolero, promovido por sectores oligarcas a fines de 2002 e inicios de 2003 para acabar con la transformación hacia una patria socialista, indicó Maduro.

Los avances de la misión, factor clave para la declaratoria de Venezuela como territorio libre de analfabetismo, en 2005, constituyen una “victoria de Chávez, de nuestro pueblo”, expresó el mandatario.

Sin embargo, esta victoria popular estuvo precedida por ataques que pretendían frenar las conquistas alcanzadas desde 1999, cuando Chávez asumió la Presidencia de la República y condujo al pueblo al debate y aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que consagra derechos como el acceso universal a la educación.

Sin importar los constantes ataques de la derecha –el primer paro empresarial en 2001, y el golpe de Estado y el sabotaje petrolero de 2002–, el Gobierno Bolivariano, liderado por el comandante Chávez, al aplicar medidas para reivindicar al pueblo.

En momentos críticos para el país nacieron las misiones Robinson, Barrio Adentro, Ribas y Sucre. “Chávez no se rindió, el pueblo no se rindió y, de la victoria sobre el sabotaje petrolero, en abril, en mayo de 2003, nacieron las nuevas misiones, la Venezuela de la solidad, del amor, de la educación, del compartir, de la protección del humilde”.

En medio de las peores dificultades, el comandante Chávez trajo el método “Yo sí puedo”, y empezó a diseñar este proyecto. Pese a la merma de recursos, “se juramentó al comisión para la Alfabetización de nuestro pueblo, y al pasar dos años la Unesco había declarado a Venezuela territorio libre de analfabetismo”, expresó Maduro.
Ahora, doce años después, los miembros de la Misión Robinson son “seres de luz, el ejército de hombres y mujeres de la patria”, desplegado hoy en las bases de misiones, manifestó el Presidente.

Nuevas etapas

A fin de seguir impulsando el bienestar social, y unir los avances de las Misiones y Grandes Misiones para que consagren los nuevos valores de la patria, el Gobierno invertirá un total de 500 millones de bolívares para financiar proyectos socioproductivos de los egresados de la la Misión Robinson, que hasta la fecha ha alfabetizado a 1.790.960 personas en todo el país.

“Ustedes (graduandos) pueden crear una gran fuerza productiva. Por eso es que he hecho que cada Misión y Gran Misión deba tener su base productiva, para que ustedes vean el nuevo milagro de la Revolución Bolivariana, vean cómo va a surgir una base productiva rica y poderosa, y ustedes serán los que hagan ese milagro”, manifestó.

Maduro explicó que estos recursos irán al Fondo de Solidaridad Robinson, así como se abrirá “un programa especial de CrediRobinson en el Banco Bicentenario, solo para financiar a los graduandos de Robinson I y Robinson II”.
Señaló que este crédito, otorgado a los egresados de la citada política educativa, tendrán un plazo de 60 meses para poder cancelar el monto solicitado, con un período de gracia de seis meses y una tasa de interés máxima de 10%, así como una tasa de morosidad mínima entre 1% y 3% anual.

Además, Maduro informó este miércoles que los 3.341 supervisores y 17.591 facilitadores de la Misión Robinson II, pasarán a cobrar salario mínimo, el cual se ubica en 7.421,67 bolívares.

“He decidido que los supervisores y los facilitadores sean asimilados por el Ministerio de Educación y se les coloque el sueldo mínimo a nivel nacional. Ustedes son maestros que llevan —al pueblo— las primeras palabras, las primeras letras”, dijo.

Anunció también que las becas de 200 bolívares que recibían más de 19.515 estudiantes de la misión, serán incrementadas a 1.000 bolívares de manera inmediata.

Para hacer cumplir estas órdenes, Maduro comisionó al ministro y vicepresidente para el Área Económica, Rodolfo Marcos Torres; el vicepresidente para el Área Social, Héctor Rodríguez; el presidente del Banco Bicentenario, James Hernández; la presidenta de la Gran Misión Saber y Trabajo, Isis Ochoa; y la presidenta de la Misión Robinson, Marisol Calzadilla.

Por otra parte, el jefe de Estado reiteró que, a pesar de las bajas de los precios del petróleo, Venezuela cuenta con los recursos necesarios para atender a las necesidades del pueblo. “Los recursos de la patria bien administrado, son para el pueblo venezolano. Para la educación, para la cultura, para la salud, para la alimentación”, subrayó, al hacer referencia de la protección social que es bandera de la Revolución Bolivariana, tal como lo hizo Chávez en 2003.
Asimismo, exhortó a los graduandos a “crear una gran fuerza productiva (…) para que ustedes vean el nuevo milagro de la Revolución Bolivariana, vean cómo va a surgir una base productiva rica y poderosa, y ustedes serán los que hagan ese milagro de la victoria contra la guerra económica”, impulsada por la derecha para crear zozobra y malestar en la población con el acaparamiento, sobreprecio y especulación de los productos de primera necesidad.

Revolución en todo el país

El Presidente hizo un pase al estado Anzoátegui, donde el gobernador Aristóbulo Istúriz encabezaba una entrega de diplomas a hombres y mujeres egresados de las misiones Robinson I y II, en la Base de Misiones “Madre Bella”, en donde egresaron 4.047 personas que aprendieron a leer y escribir.

“Están egresando un total de 4.047 personas que se suman a las 46.848 egresados de la Robinson I —al tiempo que— tenemos en este momento 36.020 compatriotas de la Robinson II”, dijo.

“¡Qué emoción! Ya son 12 años de la Misión Robinson”, expresó Istúriz, quien resaltó que contrario a países de Europa, donde gobiernos de derecha han optado por reducir los salarios como medida para sobrevivir a la crisis económica, mientras que en Venezuela, en cambio, se aumentan los salarios, las becas estudiantiles y se incrementan los recursos para la construcción de viviendas, proyectos de vialidad, entre otros.

Asimismo, la Misión Robinson ha graduado a un total de 56 mil 930 ciudadanos del estado Falcón, informó este miércoles la gobernadora de la entidad, Stella Lugo, durante un pase televisivo con el mandatario, desde la Base de Misiones “Hugo Chávez”, en donde se han graduado 3.809 ciudadanos en las dos etapas educativas del plan social.
Lugo resaltó la participación de las mujeres en este proceso, debido a que en la tarde de hoy, la mayoría de los graduandos, son féminas. “Puras mujeres se incorporan gracias a la Revolución, (es) la visibilización de nosotras, las mujeres, gracias a Chávez, que se declaró feminista y que con Chávez aprendimos muchas mujeres, a participar y a protagonizar los eventos”, subrayó.