Presidente anunció medidas diplomáticas para proteger a Venezuela de la arremetida del Gobierno de EE.UU.

Caracas, 28 de febrero de 2015 (MPPRE).- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, anunció a las afueras del Palacio de Miraflores, en Caracas, un conjunto de medidas para proteger la Patria de Bolívar ante las pretensiones injerencistas del Gobierno de Estados Unidos en asuntos internos de nuestro país.

El Mandatario nacional indicó que las medidas buscan “poner límites y regularizar las relaciones con Estados Unidos y evitar la conspiración”, en la que el Gobierno norteamericano ha participado con el fin de salir por vías inconstitucionales del Gobierno Bolivariano.

El Jefe de estado ordenó a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que “proceda de acuerdo al artículo 11.1 de la Convención de Viena, a revisar, reducir, adecuar y limitar el número de funcionarios estadounidenses que hay en la Embajada de Estados Unidos en Venezuela. Ellos tienen 100 funcionarios aquí, nosotros tenemos 17 allá, hay que tener términos igualitarios”, dijo.

Al respecto, Maduro sentenció que “se acabaron las reuniones conspirativas, toda reunión debe ser autorizada expresamente por el Gobierno de Venezuela”.

En segundo lugar, ordenó que los funcionarios de la Embajada norteamericana en Venezuela se rijan por los artículos 41 y 42 de la Convención de Viena, que entró en vigor el 24 de abril de 1964, y que establece que deben respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor, así como “también están obligados a no inmiscuirse en los asuntos internos” del país en donde están trabajando.

Creación de visas venezolanas

Durante su alocución, el Mandatario anunció la creación de “un sistema de visas que funcionará como un sistema de protección”, en el que todo estadounidense que quiera ingresar a Venezuela deberá tener el documento legal y pagar “la misma tasa (en dólares) que los venezolanos pagan (por el citado documento) cuando quieren ingresar a Estados Unidos”.

Explicó que será bienvenido a nuestro país todo norteamericano que quiera ingresar para realizar actividades turísticas, culturales y deportivas, siempre y cuando cuenten con el documento de identificación.

Contra el imperialismo

Como cuarta medida el Jefe de Estado venezolano llamó a una rebelión mundial en contra del imperialismo estadounidense y su injerencia en territorios soberanos.

“Los Estados Unidos se cree dueño del mundo, policía del mundo, no, se acabó el tiempo del imperialismo. El Gobierno estadounidense habla de todo el mundo como si fuera un gobierno mundial, imponiendo sanciones como si las leyes norteamericanas fueran extraterritoriales”, sentenció Maduro, quien, igualmente, pidió a los países a sumarse a la rebelión contra las intervenciones injerencistas de Norteamérica.

En la misma línea anunció que Venezuela contará con una lista de representantes norteamericanos que tienen prohibida la entrada al país por su intervención en actos terroristas contra Siria, Irak y Vietnam, entre ellos George W. Bush (expresidente de EEUU), George Tenet (exdirector de la CIA), Robert Menendez (senador junior del Partido Demócrata), Marco Rubio (senador junior republicano), Mario Díaz-Balart (congresista republicano) e Ileana Ros-Lehtinen (miembro de la Cámara de Representantes por el estado de Florida).

Maduro comentó que estas decisiones, ajustadas a la Convención de Viena, al Derecho Internacional, a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, “pero sobre todo ajustadas a la ética y a la consciencia vital del pueblo de Venezuela”, serán explicadas a profundidad por la canciller Delcy Rodríguez.

Por otra parte, el mandatario recalcó que estas acciones son en contra de quienes pretenden someter a Venezuela a sus intereses, también, reiteró su admiración y respeto a los hermanos afroamericanos, que “están siendo masacrados y perseguidos todos los días en las calles” de Estados Unidos; envió su solidaridad a los pueblos hispanos, latinoamericanos y caribeños que hacen vida en territorio estadounidense y que son excluidos y perseguidos.

“Cuenten que el pueblo de (Simón) Bolívar respeta al pueblo de Estados Unidos y que reconocemos en ustedes a buen pueblo hermano, estas decisiones son contra la élite imperialista”, dijo Maduro.