Canciller Rafael Ramírez repudia y cataloga declaraciones de Insulza como mentirosas

Caracas, 26 de septiembre de 2014 (MPPRE).-El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Rafael Ramírez, se pronunció con respecto a las declaraciones realizadas por el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien en una entrevista manifestó que en Venezuela no ha existido una voluntad de diálogo real cuando existen dirigentes presos de la oposición.

El Canciller venezolano enfatizó que estos señalamientos son muy graves e inaceptables “son unas declaraciones infelices” en los que se hacen juicios de valores del proceso democrático de Venezuela.

Indicó que esas afirmaciones forman parte de las estrategias desestabilizadoras de la extrema derecha norteamericana que ha intentado por diversas vías, “generar mentiras y alentar una matriz de opinión para impulsar internamente en Venezuela actos de violencia que ningún gobierno aceptaría”.

“Nosotros somos profundamente celosos de nuestra soberanía, profundamente celosos del resguardo del derecho y los intereses de todo el pueblo de Venezuela como está establecido en nuestra Constitución”, señaló Ramírez durante las declaraciones ofrecidas a la televisora del Sur (TeleSur).

Rememoró que, “Insulza vivió en carne propia los efectos del fascismo cuando él mismo sufrió el exilio con la dictadura de Pinochet y lamentablemente, ahora no se da cuenta que sobre nuestro país, intentan colocar una misma situación que genere violencia y que no lo podrán hacer porque nuestro pueblo es consciente, es el pueblo de Chávez, el pueblo de Bolívar”.

El responsable de la diplomacia venezolana destacó que el Gobierno Bolivariano dará una contundente respuesta a las falacias infundidas por Insulza.

Venezuela ejemplo de democracia Participativa y Protagónica

El ministro Ramírez sentenció que no existe ninguna moral por parte de quienes pretenden ofender y dañar la imagen de la democracia venezolana. “Es un doble racero y una doble moral, nadie tiene moral para hablar contra nuestro país, un país profundamente democrático”.

Ratificó la voluntad del Gobierno Nacional por defender y preservar los derechos democráticos y constitucionales de todos los venezolanos, “no podemos renunciar como Estado y como Gobierno a resguardar la paz y la tranquilidad de nuestra población, de la inmensa mayoría que quiere trabajar y seguir profundizando el proceso de cambio que estamos viviendo con la Revolución Bolivariana”. Fin/