Nicolás Maduro sostuvo reunión con Secretario General de la ONU

Nueva York, 28 de julio de 2015 (MPPRE).- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, concedió una rueda de prensa a medios internacionales, luego de la reunión que sostuviera con el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, con motivo del diferendo territorial existente entre la Patria de Bolívar y Guyana.

El Primer Mandatario venezolano aclaró aspectos relacionados con su visita a esta instancia del Derecho Internacional, la cual tiene como objetivo apelar al derecho soberano de Venezuela sobre territorio de la Guayana Esequiba, el cual está respaldado por el Acuerdo de Ginebra, amparado por la ONU y firmado en 1966. En esta rueda de prensa también estuvieron presentes la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, y el representante permanente de Venezuela ante la ONU, embajador Rafael Ramírez.

“He venido con una necesidad histórica, política y diplomática, a exponer con mayor detenimiento los detalles del proceso histórico de despojo de la Guayana Esequiba (al territorio de la República Bolivariana de Venezuela) y la importancia del Acuerdo de Ginebra como mecanismo que rige estas relaciones con la República Cooperativa de Guyana”, expresó el presidente Maduro en su declaración ante los medios.

El Jefe de Estado hizo énfasis en las relaciones cordiales que existen entre el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, y el Gobierno Bolivariano, las cuales están basadas en el diálogo permanente y fluido “sobre diversos temas, orientados al fortalecimiento de la estabilidad de la región latinoamericana y caribeña”. El Presidente venezolano calificó la reunión como “fructífera”.

“Le hice (a Ban Ki-moon) un resumen y una síntesis histórica muy sencilla: la Guayana Esequiba siempre fue de Venezuela, desde la propia fundación de la Capitanía General de Venezuela en 1777, y en todas las etapas del proceso independentista del imperio español, cuando se fundó la República de Colombia, la cual unía lo que hoy corresponde a los territorio de Colombia, Venezuela, Panamá y Ecuador; en todos estos momentos históricos, la frontera venezolana estaba delimitada por el río Esequibo”, sostuvo Nicolás Maduro.

“El despojo de nuestra Guyana se inició en 1835”, declaró el Presidente durante la rueda de prensa, año en el cual se disuelve la Gran Colombia y el imperio británico aprovecha el debilitamiento de las naciones que la conformaban, para apoderarse de parte del territorio de la región, con la intención de apropiarse del río Orinoco, tercer río más caudaloso del mundo y el cuarto más largo de Latinoamérica, cuya cuenca tiene una superficie de casi 989 000 km², de los que 643 480 km², es decir, el 65%, quedan en territorio venezolano y el 35 % restante en territorio colombiano.

De 1899 a 1966 comienza la denuncia forma del carácter nulo e írrito del Laudo de París, en el cual se materializa el despojo del territorio del Esequibo a Venezuela a través de un arbitraje manipulado por el imperio británico para este fin. “Esta etapa culmina en 1966 con las negociaciones entre el gobierno británico, el gobierno de Venezuela y el gobierno colonial de entonces, la Guyana Británica, que dan como resultado la firma del Acuerdo de Ginebra en febrero de 1966”.

“El presidente de Guyana, David Granger, se ha dedicado a vituperar a nuestro país, a nuestra historia, y ha tomado decisiones graves que desconocen el Acuerdo de Ginebra y el mecanismo del Buen Oficiante, y ha llenado de tensión las relaciones bilaterales entre Venezuela y Guyana, las cuales venían desarrollándose en paz y tranquilidad”, apuntó el presidente Maduro, ante la actuación del Presidente guyanés con el tema del diferendo territorial.

Esta visita del presidente Nicolás Maduro tiene como objetivo encontrar una solución pacífica al conflicto territorial con la República Cooperativa de Guyana, en el marco de la Diplomacia de Paz impulsada por el Gobierno Bolivariano, para así finalmente recuperar el territorio perteneciente a la República Bolivariana de Venezuela, usurpado desde hace más de 150 años.Yrleana Gómez.